viernes, 26 de agosto de 2016

Sigue Soñando, Sigue Luchando


Siempre fuiste un soñador. Siempre creíste que después del acantilado echarías a volar cual Ícaro hacia el sol.
No pierdas tus alas, sigue soñando.



Esa persona no era para ti. Llegó en un momento donde necesitabas sonrisas, besos y abrazos, pero no escogiste los indicados, o tal vez sí, pero con una pronta fecha de caducidad.
Tampoco te arrepientas de lo sucedido, lo que sentiste lo sentiste de verdad, diste todo cuanto tu maltrecho corazón sabe dar.

Y tampoco la culpes a ella, es muy fácil quererte, pero muy difícil saber mantenerte. Mucha paciencia de dios hay que tener contigo, créeme. Porque tienes la cabeza llena de fantasmas del pasado, y los tienes atados con cadenas al calabozo de tu hipotálamo.
Déjalos ir, olvídate de ellos, y cambia tus pesadillas pasadas por sueños futuros.

Si algo tienes de especial es que, cuando quieres, quieres de verdad. No pones excusas, lo haces todo porque quieres, sin límites. Que no dejas escapar lo que te importa, aunque tengas que hacer veintisiete mil esfuerzos. Y no solo hablo del aspecto amoroso, eres así en cualquier aspecto de tu vida.

Te lo repito, sigue soñando. Y sueña muy fuerte. Y sueña mucho. Y sueña bonito. Y sueña todo el rato, sin parar.
Y como alguien me dijo una vez:

"Vive, joder. Vive. Y si algo no te gusta, cámbialo. Y si algo te da miedo, supéralo. Y si algo te enamora, agárralo"


Y no pienses que esto son movidas del karma, que tú no has hecho nada malo, todo lo contrario.
Le has quitado a tu maltrecho corazón el antifaz y el chaleco antibalas, lo has expuesto en la Plaza Mayor y has perdido.
Pero la vida es eso.
Saltar al cuadrilátero y luchar en cada ´round´. Una veces caerás y besarás la lona, quedarás noqueado por K.O., te faltará el aire, te quedarás sin fuerzas y querrás tirar la toalla.
Pero la vida es cuestión de actitud, levantarse no es una opción, es una obligación. Y la vida te regala otro asalto en el que tú saldrás vencedor. Lanza tu mejor ´uppercut´ y sigue luchando.


Y si de algo estoy seguro amigo mío, es que ese corazón sana rápido, y volverá a sentir. Que sí, que eres un enamoradizo, que igual la gente lo puede ver como algo malo, como si fueras un poco veleta. Yo en cambio lo veo de la otra manera.
¿Porqué no ilusionarte de nuevo?
¿Porqué no seguir regando tu jardín hasta que vuelvan a venir las mariposas?
Eres un soñador y tienes tanto que dar y tanto que ofrecer que te pierdes a la mínima curvatura de sus labios, pero casi siempre te equivocas de sonrisa.


Me preguntas si habrá alguien ideal para ti. Yo pienso que sí, que cada uno tenemos nuestra mitad por ahí, aunque algunas veces nos toque un medio limón, en vez de una media naranja. Además siempre hay un roto para un descosido.

Un día cualquiera en el momento adecuado, que nunca se sabe cual es, aparece. Al principio no sabrás si es ella, o si. Depende si es un amor a primera vista o uno a fuego lento. Aunque yo creo que a primera vista siempre hay una chispa, un brillo, una sonrisa que provoca un cortocircuito dentro de ti, aunque después se fragüe a fuego lento.
Si te ocurre eso, apuesta todo al mismo color. Sé tu mismo, no intentes aparentar más. Si eres divertido, sé divertido. Si eres charlatán, sé charlatán. Si eres tímido, sé tímido.
Al final, esa persona te querrá por como eres y por como se siente cuando está contigo.

Igual la otra persona no siente lo mismo que tú. Igual te ve como un buen amigo, alguien en quien confiar y con el que pasar un buen rato. Pero hay personas que prefieres tenerlas de ese modo en tu vida a no tenerlas.



Lo que quiero decir, es que no tengas MIEDO a volver a exponer tu corazón. Exponlo y salta a la puta piscina. ¿Que la piscina está vacía? Ahora no lo sabes.
Si está vacía, te estampas, te curas las heridas con tequila y te levantas.
Pero, ¿y sino lo está? ¿Y si está medio llena? ¿Y si a la persona a quien le expones tu maltrecho corazón lo abraza tan fuerte que lo une con el suyo? ¿Te piensas perder eso por el puto MIEDO?
Recuerda que tu miedo al fracaso solo se acojona ante la rabia de no haberlo intentado.

Me pides que te dé pistas para cuando llegue ese momento, y no lo sé, sería de oro si llego a saber cuando va a suceder ese momento, las señales que te indican "da un paso hacia atrás" o "adelante con todo muchacho".
Escoge a alguien que te mire como si fueras magia, o simplemente esa persona con la que pierdes la noción del tiempo.

Ya me contarás como te va todo amigo mío, suerte y no dejes de luchar en el cuadrilátero de la vida.

"Cada vez más las semanas se parecen al rostro demacrado de una puta con gripe. Pero ahí, en algún sitio, ha de estar nuestra vida: esperándonos. Ayúdame a encontrarla."