Te sigo soñando (Nothing Compares 2 U)




Esta vez no te escribo ni versos ni sonetos, no busco la rima ni el aplauso, hoy me abro en canal y (me) sangro. 

Antes incluso de conocerte ya te estaba esperando, y he llegado a la conclusión de que prefiero ser tu secreto mejor guardado al grito anhelado de otra. 

Ante todo, sé feliz y quiérete. Mereces la felicidad en cualquier aspecto.
Haces brillar todo lo que tocas, das luz a cada vida que pasa por tu lado. 

Sonríe, jamás dejes de hacerlo. Que tu sonrisa reluzca, para eso es la más bella, aún a pesar de no ser perfecta. 

Escúchame, quiérelo

Ojalá estuviera en su lugar, pero él no tiene la culpa de que tengas un corazón tan grande que puedas albergar dos amores: el real y el de tus sueños. 

Tenerte en mi vida ya es un triunfo, y siempre brindaré por tu felicidad (aunque no sea parte), te cuidaré, te querré y te haré poesía.

Hay días que siento que te pierdo, que construyes un muro tan grande que soy incapaz de saltarlo, pero no dejo de intentarlo, nadie dijo que conseguir un sueño fuese fácil. Y no sé rendirme ni pedir tiempo muerto, aunque escupa sangre, sigo y seguiré, tarde dos meses o dos años, sé que el resto de lo que me queda de vida la pasaré a tu lado.

Lo cambio todo por estar junto a ti, sin pensarlo. 
Me da igual "el qué dirán" y el "qué pensarán"
¡A la mierda con todo! 



Aún así hay días que aborrezco la realidad, aborrezco seguir con los pies en el suelo y mi cabeza en el nimbo, aborrezco la distancia, los obstáculos, los miedos, las dudas. 

Y decido soñar, sacar mis alas y echar a volar, por ahí arriba, por las nubes, donde mi cabeza lleva viviendo desde que te conoció.
Allí me esperas
Y juntos reconocemos la palabra felicidad en cada beso, juntos vivimos el amor verdadero en cada mirada, de esas verde azuladas

Despertamos uno al lado del otro, abrazados, diciéndonos los "buenos días" con caricias y besayunos en la cama.
Nos despedimos a la hora de ir a trabajar, "feliz mañana mi amor".
No dejamos de pensarnos, de escribirnos, de recitarnos, de sentirnos.
Pollo teriyaki para comer, y de postre tus labios, mordiscos incluidos.
Nos ausentamos deseando que llegue la noche, para volver a encontrarnos entre risas en la cocina, caricias en el sofá, besos bajo las sábanas. 

Nos reímos del pasado y del largo camino que nos llevó hasta esas miradas a la luz de la luna. Dos nefelibatas destrozando kilómetros por enseñar al mundo entero que sí existe el amor verdadero.  

No quiero despertar del sueño, quiero volver a tener tus manos en mi pelo, mis labios en tu pecho, tu mirada puesta en el cielo. 

Tú me esperas al otro lado, con el mismo sueño

Vuelta a mi realidad, esa que me aleja de ti, esa que me crea los monstruos del miedo y del pánico. 

Pero no desisto, sigo luchando

Sigo escribiendo en la medida que siento. 

Sigo despierto, y te sigo queriendo. 

Sigo soñando.


Alguien dijo una vez que los sueños, sueños son. 

He aquí un nefelibata dispuesto a demostrar lo contrario.



Nothing compares, nothing compares to you...

Comentarios

Entradas populares